Aborto

Asunto de gran impacto social , político y moral.   Sólo en última instancia es de Orden Privado  
  • El PSR se declara absolutamente Pro-Vida.
  • Sostenemos que la vida humana se inicia en el instante de la concepción del nuevo ser entre un hombre y una mujer.
  • En el mundo, ningún ser vivo es capaz de crear vida; todo lo que los seres vivos saben y pueden hacer es reproducirla. De hecho, ni siquiera científicamente podemos establecer en forma exacta y definitiva qué es la vida. Todo lo que podemos hacer es establecer las diferencias entre el mundo animado e inanimado y considerar como formas de «vida» a aquellas que comparten las características que nos permiten clasificarlas dentro del mundo animado.
  • La tradición sostiene que la vida es sagrada (es decir: intocable) y, si consideramos nuestra profunda ignorancia al respecto, entonces forzoso es rechazar todo atentado arbitrario contra la vida, así como toda manipulación irresponsable de los seres vivos.
  • En el caso de los seres humanos, esto conduce a sostener que la vida es sagrada desde su concepción hasta la muerte; por lo que el PSR rechaza el aborto como práctica habitual, realizable a la mera solicitud de la parte interesada.
  • Por ende, no promovemos ni toleramos que se promueva públicamente en nuestras filas al aborto, u otras formas arbitrarias de interrupción del embarazo, en obediencia a la arbitraria voluntad propia (que no sea por cuestiones médicas), que equiparamos con el asesinato.
  • Conscientes, sin embargo, de los terribles flagelos sociales en los que ha caído una parte abrumadoramente numerosa de nuestra afligida población – pobreza extrema, indigencia, drogas, desculturización abyecta, crimen, delito, desdibujamiento de los valores de la familia – el PSR no se entromete ni abre juicio sobre las acciones privadas que en este sentido adopten los ciudadanos argentinos. Manifestamos nuestra inquebrantable Voluntad de forjar en la Nueva Argentina venidera, las condiciones sociales, materiales y culturales necesarias para que el sólo concepto del aborto voluntario deje de ser un tema relevante en nuestra Sociedad
  • Fieles a nuestros fines políticos, el PSR declara su oposición al aborto también por razones geopolíticas, ya que una debilidad y peligro que hoy amenaza a la Argentina es su baja densidad y desequilibrio demográfico.
  • Correspondientemente, el PSR propone poblar a la Argentina principalmente con argentinos, por lo que promovemos familias fuertes, sanas y numerosas a instalarse en todo el territorio nacional, especialmente en zonas relegadas que requieren ser ocupadas de hecho en forma urgente.
  Nota: Nuestra posición descripta arriba se sustenta en los Pilares 1, 4 y 5

4 comentarios en “Aborto”

    1. Me encanta su propuesta! Cuenten conmigo. Soy maestra, tengo 8 hijos y vivo en un pueblo de Córdoba. Gracias por sus propuestas! Es exactamente lo que la Argentina necesita

  1. Me parece, sin entrar a polemizar, que se debería tratar o crear una ley del No Aborto, que es muy diferente. Dicho de otra manera parece que todos, lo que pretendemos, es aceptar el aborto. Es como crear la ley del suicida, la ley del robo, la ley… en fin. La ley del aborto, como tal, no es correcta. Creo que hay una realidad que no debemos ignorar, la mayoría de las jóvencitas de entre 14 y 16 años que quedan embarazadas, no tienen un lugar de contención. Su contención pasa a ser «el novio» y la familia de éste. Son en definitiva, los que «inducen» al aborto a la niña totalmente desprotegida, ya que su única protección le esta vedada, ya que, NO SE ANIMA A DECILE A SUS PADRES. Con una ley del No Aborto, se podría legislar y dar contención previa a estas niñas, hacer el enlace con sus padres y darle toda la información de la que carecen y nadie le ofrece. Si aún, con el apoyo de sus padres, del estado y de su propio conocimiento de la situación (que ya no le será ajena) decide abortar, es su decisión y nadie debe tener el poder cambiar eso. Ley del NO ABORTO es mucho más amplio, pero creo, para cambiar los abortos clandestinos, que debemos empezar por ahí. Es mi opinión

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba